Tú y la deuda estadounidense

La deuda de los Estados Unidos aumentó sin control en las últimas dos décadas; la reclasificación de la misma tiene consecuencias para todos en el mundo, incluyéndote a ti.
Primero que nada, no entres en pánico. De repente supiste que tu país está endeudado hasta el tuétano y tú tienes que responder por la parte que te toca en esa deuda. Aparte de tus obligaciones personales, tus políticos favoritos, te han cargado con gastos en los cuales tú no tuviste poder decisional, bueno, en parte. Después de todo votaste por ellos o te quedaste en casa mientras otros elegían a los mequetrefes que juegan a dirigir la nación.

El hecho es que nuestros biznietos, nacidos o no, ya le deben a medio mundo. Aquí comparto la visión de lo que puede ocurrir, lo que va a hacer el gobierno y lo que puede hacer cada ciudadano particular, en Estados Unidos y todos los demás países.

Lo que el gobierno está hacendo

Mantener bajas las tasas de interés. Esto causaría un efecto de dominó sobre la recuperación económica de los Estados Unidos. Esta acción de parte del gobierno puede tomar una de dos rutas:

Lo mejor que puede pasar
  • Cae el valor del dólar. Las bajas tasas de interés hacen que mantener dinero en dólares, resulte poco atractivo, en comparación con otras divisas.
  • Suben la exportaciones. Mientras el dólar se mantiene bajo, los productos americanos resultan más baratos para los demás países.
  • Caen las importaciones. Los bienes extranjeros se hacen más costosos, cerrando la brecha de déficit en el intercambio comercial.
  • Baja la deuda externa. La debilidad del dólar, frente a otras divisas, reduce el valor de la deuda externa contraída con los demás países.
  • Aumentan los ahorros. Los consumidores estadounidenses han tenido siempre la tendencia a ahorrar más, cuando los bienes extranjeros aumentan de precio.
Lo peor que puede pasar
  • Aumentan los tesoros extranjeros. Los inversores temerosos le huyen a todo lo que tenga que ver con la deuda estadounidense, mientras la economía siga inestable.
  • Los valores domésticos declinan. Los inversionistas se mantienen alejados de los bienes de alto riesgo, lo que causa que los valores estadounidenses declinen.
  • Se paraliza la recuperación económica. Los mercados cayendo constantemente, causan que los consumidores dejen de gastar, poniendo lento el crecimiento económico.
  • Suben los precios de la mercancía. Los inversionistas extranjeros abandonan el dólar a favor de mercancía que deja mayor margen de ganancias.
  • Inflación en los demás países. Los dólares devaluados, hacen que las divisas extranjeras aumenten de valor y, junto a ese aumento, también sube la inflación.
¿Qué puedes hacer?

Para las personas comunes, es esencial que entiendan que el efecto de la deuda se sentirá, personalmente, tarde o temprano. Nadie está a salvo de la debacle financiera que nos arropa, así que cada cual debe hacer su parte.
  1. Ahorra. Ahora más que nunca debes fomentar el hábito del ahorro, tanto en tí mismo, como en cada miembro de la familia. Deposita tu dinero donde más beneficios obtengas. Como los intereses están bajos, lo mejor es depositar en una cooperativa, porque además de intereses, ganas dividendos.
  2. Paga tus deudas. Reduce tus gastos de entretenimiento y acelera el pago de tus deudas. La buena noticia para los dueños de propiedades es, que debes refinanciar, porque es muy probable que los intereses actuales sean más bajos que los ques estás pagando en la actualidad.
  3. Procura un ingreso suplementario. Realiza trabajos de medio tiempo, vende artículos que ya no necesitas, o gana comisiones vendiendo los artículos que tus familiares y amigos tienen para la venta.
G.B. Guzmán
www.MiDineroVale.com
Foto: FreeFoto.com

Comentarios